Situaciones curiosas…

Resulta curioso la de comentarios y actitudes que atrae de la gente la poseedora de una barriga similar a la mía… Desde el típico… "pues no estás fea!"… como sorprendiéndose… siempre pensé que las embarazadas estaban todas guapas, con una mirada especial y un brillo distinto en la mirada… que dicho sea de paso, a mi también me han comentado que tengo. O aquello de… "pues no estás mucho"… se puede estar mucho o poco embarazada?… aunque ellas se refieren al tamaño, considerable o no de mi barriga… pero en cualquiera de los dos conceptos me resulta curioso, la verdad.

 

Otra cosa que me suele hacer gracia, es cuando me dicen… "estás embarazada, que bien!"… y cuando yo explico que estoy esperando dos nenas… me sueltan un "ay, pobre", normalmente seguido de un pensamiento mío similar a… "pena?, si estoy feliz como una lombriz… con lo que nos ha costado llegar aquí!". Y claro, que estoy feliz… siempre quise estar embarazada de dos, en vez de uno… debe ser debido a mi mentalidad práctica… si quiero dos hijos… mejor un embarazo, un parto, un cambio de pañales, un lloriqueo nocturno y una tanda de años durillos, en vez de dos… aunque el también feliz papa no descarta ir más adelante por un tercero… está por ver!, aunque eso es otra cuestión… Tengo abuelo con mellizo, tías mellizas, y hasta yo soy melliza de una hermana que no se llegó a formar del todo en el útero de mi madre… y Jorge también tiene antecedentes… En esta situación… quien no se habría hecho a la idea de ser padre y madre de mellizos!… Nadie nos ha engañado… así que, lo dicho, estamos felices… doble trabajo?, pues si!… todo está en el lote… pero también es felicidad doble!. Sobra decir, que mi madre se molesta muchísimo cuando alguien nos contesta de esta forma y ese tono de lástima… suele saltar como un resorte, asegurando lo feliz que estoy… "de pena, nada!, que estamos muy contentos". Pero debe ser para evitarme responder a mi, que sabe que en estos casos suelo ser más tajante… aunque últimamente he de reconocer que no gasto energías en cuestiones innecesarias, y esta es una de ellas.

 

Otra cosa que me resulta peculiar es… cuando la familia te trata un poco como si estuvieras inválida, en según que ocasiones… el otro día fue el cumple de Jorge… me apalancaron en el último rincón de la mesa con la mejor de las intenciones, y alzaban la voz cada vez que intentaba llevar cualquier cosa a la cocina… Pero quien limpió, preparó la comida, fue a comprar y puso la mesa???… Claro, que no dejo de agradecerlo y más según pasan los días que esto se va volviendo cuesta arriba… pero…

 

Además, una barriga atrae no solo comentarios, sino las miradas de todos… y creedme que a veces, una se siente observada. Aunque he de reconocer, que la gente suele ser bastante correcta y cariñosa en esta situación…

 

Hoy, sin ir más lejos, vino a casa una señora con las nuevas guías de teléfono. Las había dejado en el suelo, al lado de la puerta… y cuando abrí… teníais que haber visto la escena, como en cámara lenta como la recuerdo yo ahora… la buena mujer que me fue mirando de abajo arriba lentamente… reparando evidentemente en la prominente barriga. Se agacha, coge las guías del suelo nuevamente, y me las da en las manos… y me dice un "pero como estás!!!!", seguido de un "no te dejes volver a hacer eso nunca más!"… Me reí un buen rato… claro, que pensándolo bien, si en vez de tener las hormonas pacificas soy de esas embarazadas que las tienen medio locas… ya se hubiera montado el "belén". En fin…

 

Otra cosa curiosa es la de toqueteos que recibe una barriga en mi estado… siempre pensé, que la gente debería ser mas correcta y pedir permiso antes de toquetear… pero hoy por hoy y a no ser que la susodicha que me toque, porque casi siempre se trata del sector femenino, se trate de la amiga de la amiga de una amiga de mi madre… salvando esta excepción… me suele gustar la experiencia… Suele ir acompañado de un comentario cariñoso… y yo lo veo como si la persona en cuestión le estuviera dando un mimo ya a mis nenas… y me encanta… yo misma, me paso el día acariciándome la barriga sea en privado o en público… y no me molesta en absoluto que los demás lo hagan… o que incluso lo hagan porque piensan que da buena suerte… a mi me la dio en su momento… El otro día, me pasaron un cupón de lotería… y Jorge, que se le abrió el entendimiento cuando se lo conté… "leches, habrá que hacer la primitiva un día de estos!"…

 

Si es que… la de comentarios, miradas y momentos dignos de recordar que estoy viviendo… es una sensación especial… y me encanta… se nota que estoy feliz??… porque lo estoy!!.

 

Besitos!!. 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: