Sobre visitas de cortesia…

Hoy hemos tenido tarde movidita… bueno, llevamos teniendo tardes moviditas todos estos días de atrás… porque en esta casa las visitas a las peques han comenzado incluso antes de que nazcan… debe ser que como son dos, pues hay que hacer dos visitas, una antes y una despues… y no me refiero a nuestras amistades o familiares, que esos siempre tienen las puertas abiertas de nuestra casa… sino a las amistades de… y a la familia de… un "latazo" por no decir algo más fuerte…
 
Porque vamos digo yo, que las once de la mañana no son horas de hacer visitas… y menos sin avisar… que poco más y me pillan en… más o menos como me pillaron, claro!!.
 
La cosa es que otra "amiga de" lleva unos días "anunciandose". (Y no me refiero a la de las once de la mañana!!, que esa es otra). Es que la buena señora quería traer unas chaquetitas, que dicho sea de paso, agradezco… cualquier cosita que regalen a las peques, a la mami le hace ilusión… pero es que una, no está para muchas visitas de este tipo… visitas de cortesia, podríamos llamarlas… Estoy para sentarme en el sofa "repanchingada" con mis amigos, que vienen muy amenudo a darme mimines… pero para estas visitas…
 
Y claro, el bueno de Jorge se enfada… porque, que yo no me queje no quita para que esté en la recta final de un embarazo gemelar… y pesa!!… os digo yo que pesa!!… y además ya habiamos hecho planes para ir hasta Prenatal a buscar las minicunas, que cualquier día me pongo de parto… (aunque espero aguantar al menos un par de semanitas más).
 
Es la típica visita de alguien que solo viene a ver como tienes la casa, a cotillear la habitación de las nenas, para decir a los demás "yo fui la "prime", tomarse un cafe y poco más… Pero en fin, estas cosas pasan y tambien vienen en el lote de la maternidad… Aunque claro, yo contaba con ellas, una vez nacidas y no ahora, que me cuesta un triunfo mantener la sonrisa en la cara mientras mantengo el tipo en la silla al tomarme el cafetín…
 
El caso es que hemos recogido la casa, de mala leche… y ya sabeis lo que le pasa a Jorgin cuando hace las cosas de mala leche… que todo le sale mal… Hemos hecho una ruta turística por la casa, con parada obligatoria en "la habitación", hemos hecho de buenos anfitirones (cafe y pastas) y hemos aguantado estoicamente… y lo mejor de la tarde…
 
La visita en cuestión que pasa a casa de la vecina a hacer otra visita de cortesia y dar el pesame (es que el vecino nuestro murio hace unas semanas y ahi está ahora la viuda)… Llaman al telefono y Jorge en medio de la cocina, a voz en grito, hablando con una amiga… con la puerta abierta y la visita nuestra, ahora de la vecina, en la cocina de al lado… y es el que le da por decir… "hasta las narices, estoy hasta las narices… que ya he tenido que aguantar a una "amiga de" que vino a dar por… que pasa que como son dos bebes quieren dos cafes?!"… Mi cara, un poema, al darme cuenta de la situación… y el riendose a mandibula abierta… y no va y dice que es lo mejor de la tarde… En fin!!.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: