Primeros Reyes de las peques…

 

Pues, así como el que no quiere la cosa, hemos vivido nuestro primer día de Reyes… de Reyes, Reyes… es decir, con niños en casa… y lo cierto es que las cosas se ven diferentes. La cosa comenzó mal. Aunque tenía la situación controlada, es decir, niñas comidas, acostadas y dormidas… un par de minutos antes de que llegaran "los invitados", lease, padre, abuelos, tío y bisabuela… la cosa se torció. La niña (Laura) como si entendiese que en casa había fiesta, dijo que ya había dormido más que suficiente… aunque claro, siendo un bebe, el sueño podía con ella… y en ese debate andó toda nuestra comida. Lloros, gritos, cabreo paternal, cabreo de los abuelos, cabreos varios de todos… Porque, ahí viene la cuestión… si yo soy capaz de irme de cena, dejar a las niñas al cargo de los abuelos y no llamar por telefono cada cinco minutos, porque entiendo que las niñas estan bien atendidas y tengo plena confianza en ellos… porque los abuelos no se aplican el cuento y dejan actuar a un padre, que en realidad las conoce mejor, más que nada, porque pasa todo el día con ellas?… En fin, eterno debate… sin solución aparente!!
 
Luego la cosa fue mejorando… aunque los papás y mamás me comprendereis… cuando un bebe no duerme la siesta, está de todo menos angelical… En fin, acabamos comiendo con las niñas mirando y luego, eso sí… abrimos regalos, comimos dulces, coronamos al rey y a las princesas y lo pasamos bastante bien.
 
Rocío, fiel a su linea, se ponía super nerviosa esperando a ver que era aquello que tenía música y giraba… un carrusel, que el padrino Adrián, les regaló y que al menos, a Rocío le hizo mucha gracia… Lo de Laura es otra historia… no es amiga de las novedades y cuando algo, escapa de la normalidad, suele cobijarse en brazo de alguno, temerosa y lloronina… Es decir, que el carrusel no le emocionó, el papá noel musical de mis padres le dió un poco de miedo, y el juguete que les regalamos nosotros que vibraba… le dió literal pavor… Cosas de críos!!
 
Y lo que más ilusión nos hizo a su papá y a mi… es que fueron ellas mismas al llegar a casa… Tenían como ganas de estar solitos en casa, de volver a sus rutinas, a sus cosas cotidianas, a los sonidos, a los olores, a las costumbres de casa… Sonrieron más que nunca mientras las cambiaba y les ponía el pijamina, nos deleitaron con caricias, sonrisas y grititos mientras les dabamos el biberón y cogieron con mejor gana que nunca su muñeco y su cunita para domir… Y al día siguiente, tras el desayuno, ya en la cuna para la mini suesta matutina… se nos pegó a todos las sábanas… Tanto, que entré temerosa de que hubiera pasado algo… duermieron como hora y media más de lo habitual… y hubiesen seguido, sino me hubiesen sentido entrar a verlas… En fin, muestra esto, de que los abuelos están super bien para jugar, reirse, recibir mimos y pasar tardes o incluso algún día con ellas… Pero papá y mamá son papá y mamá…  Hay algo que pueda hacer sentir a alguien más "ancho"?…
 
Las que serán buenas, serán las proximas, o las siguientes… cuando ya entiendan y se pueda leer en su rostro la ilusión que dejan los Reyes de Oriente… Esa magia, dificil de igualar a lo largo de la vida… A esperar toca…
 


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: