Estrañando…

Reconozco que espero con ganas la llegada de mis suegros para ir a ver a las nenas que están con mis padres en el pueblo… A veces, cuando uno pasa muchas horas seguidas con ellas, lo que es casi siempre, una acaba mereciendose unas horitas libres, sin lloros, gritos y pataleos… pero despues de casi 30 horas sin ellas, los minutos se hacen eternos…
 
Son incansables… no paran de gatear, investigar el entorno y reclamar atenciones de todo aquel que esté cerca de ellas… exigen ir a este o a aquel lugar, probar todo lo que estes comiendo y empaparse cual esponjas de conocimientos y experiencias nuevas. Es agotador… para cualquiera!, pero están en una etapa de sus vidas tan bonita… que cualquiera de sus sonrisas o de sus gestos nuevos bien merece ese cansancio…
 
En fin, que me voy deseando tenerlas un ratito entre los brazos… y no se me van a escapar tan facilmente…
 
Besitos!.
 

ROCÍO

LAURA

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: